RESPONSABILIDAD AMBIENTAL

Nuestro compromiso es preservar los recursos del entorno

Entre los años 1932 y 1934, el ingeniero Harold Kingsmill, funcionario de Cerro de Pasco Copper Corporation, encargó la construcción de un túnel con el objetivo de que sirviera para el drenaje de las minas subterráneas de la zona.

El túnel se encuentra a 500 metros de profundidad y cuenta con una extensión de 11 kilómetros. Su recorrido empieza en Morococha y atraviesa el distrito y las comunidades de Pucará y Yauli hasta desembocar en el río Yauli, al que vierte el drenaje ácido a razón de 1100 litros por segundo desde hace más de 70 años.

Las aguas del túnel Kingsmill tienen alto contenido de metales, especialmente hierro, manganeso, zinc, plomo, arsénico, aluminio y cadmio. Para tratar este efluente, Minera Chinalco Perú ha construido una planta que emplea el proceso de Lodos de Alta Densidad (HDS por sus siglas en inglés), que es considerado la mejor tecnología en el mundo para tratar efluentes ácidos.
 
El proceso de tratamiento permite incrementar el pH de las aguas del río aumentando la densidad de los metales con cal para luego retirarlos. Al finalizar, el agua clarificada es neutralizada y se vierte al río Yauli. Esto tiene importantes ventajas porque reduce el volumen de lodos en más de un 95 por ciento, no se contaminan las aguas subterráneas circundantes, permite menores costes en la eliminación de los lodos, entre otros.
 
La planta comenzó a operar en el segundo semestre del 2010, cumpliendo totalmente con el compromiso asumido por Minera Chinalco Perú en el 2006 y con los parámetros aprobados por el Ministerio de Energía y Minas.